EL NIÑO Y LA NIÑA HOY. AGOSTO 2019

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) prevé temperaturas medias superiores a lo normal tanto en tierra como en la superficie del mar en gran parte del mundo para el período de septiembre a noviembre, a pesar de que no se espera un episodio de El Niño plenamente desarrollado.

El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) es un fenómeno natural caracterizado por la fluctuación de las temperaturas del océano en las partes central y oriental del Pacífico ecuatorial, asociada a cambios en la atmósfera, y que se vincula con peligros como lluvias fuertes, inundaciones y sequías en distintas partes del mundo.

De acuerdo con los datos recogidos en el boletín trimestral de la OMM, El Niño/La Niña Hoy, que se acaba de publicar, las temperaturas en la superficie del mar del Pacífico tropical, que por lo general han estado en niveles cercanos a un episodio débil de El Niño desde octubre de 2018, volvieron a registrar valores neutros en julio. Los indicadores atmosféricos también volvieron a condiciones neutras.

El Niño suele producir un aumento de las temperaturas mundiales, mientras que La Niña ejerce el efecto contrario. Pero incluso los meses con condiciones neutras con respecto al ENOS son más cálidos que en el pasado, porque las temperaturas del aire y de la superficie del mar, así como el contenido calorífico de los océanos, han aumentado como consecuencia del cambio climático. Dado que los océanos absorben más del 90 % de la energía atrapada por los gases de efecto invernadero, su contenido calorífico marcó un nuevo récord en 2018.